lunes, 6 de agosto de 2012

La Sílfide

Ballet en dos actos. Coreografía original de Filippo Taglioni, música de J. Schneitzhoeffer y libreto de Adolphe Nourrit. Está basada en un relato de Charles Nodier - "Trilby, ou Le Lutin d'Argail" -. Estrenada en 1832 en la Académie Royale de Musique de Paris. 
En 1836, fue nuevamente coreografiada por el danés Bournonville, con música de Lovenskjöld, para el Royal Danish ballet, respetando el libreto original. Esta versión es la única conocida porque está en el repertorio del Ballet Real Danés desde que Bournonville lo creó. 
La versión original de Taglioni se perdió al dejar de representarse, pasó al olvido hasta que Pierre Lacotte pudo recomponer la obra gracias a los documentos, dibujos y materiales de archivo de la época. Fue estrenada en 1972 en la Ópera Nacional de París. 



Acto I

La acción transcurre en un habitación. Comienza con James, un joven escocés, durmiendo en un sillón, en vísperas de su boda con Effie. Se le aparece una Sílfide, que baila a su alrededor y le despierta con un beso. James quiere retenerla, pero ella desaparece.
Llega la novia, con su madre, unos vecinos y Gurn, amigo de James pero secretamente enamorado de Effie. También está entre ellos una bruja que lee el futuro en las líneas de la mano y le dice a Effie que su novio no la quiere de verdad y que se unirá con Gurn. James furioso, la echa de la casa, pero ésta promete venganza.
James se queda solo en la habitación y se le vuelve a aparecer la sílfide que le confiesa su amor. James se resiste al principio pero finalmente no puede resistirse a su belleza sobrenatural. Gurn le observa escondido y cuando vuelven Effie y los invitados se lo cuenta, pero no le creen. En medio de las celebraciones, se le vuelve a aparecer, pero él es el único que puede verla, y bailan los tres (gran pas de trois). En un descuido le quita el anillo de casado y huye, perseguida por James. 

Acto II

La acción transcurre en el bosque. Comienza con la bruja en compañía de otras brujas bailando a la luz de la luna, y como venganza por la afrenta decide tenderles una trampa a James y la sílfide. Saca un velo del caldero y le hará creer a James que es una prenda mágica y que solo con ella podrá atrapar a la sílfide. 
James y la sílfide entran en el bosque y ella le muestra su reino encantado, aparecen otras sílfides, y bailan. Desaparecen todas y James se queda solo, aparece la bruja, le pregunta si la ha visto, le suplica que le ayude, ella aprovecha para entregarle el velo y se va. Aparece la sílfide, ve el velo y él se hace de rogar antes de envolver los hombros de la sílfide con él, rompiéndole las alas, por lo que acaba muriendo en sus brazos. La bruja aparece y le muestra que lo que ella había leído en la mano era verdad, apareciendo entre los árboles Effie y Gurn juntos, seguidos de los invitados, que le siguen buscando, pero no le ven. Mientras un grupo de sílfides se llevan volando el cuerpo sin vida de su amada. James se derrumba y muere, mientras la bruja disfruta de su venganza. El mal ha triunfado. 



Aurelie Dupont & Mathieu Ganio. Ballet de la Ópera Nacional de París.