lunes, 29 de abril de 2013

Día Internacional de la Danza 2013



En 1982 el Comité de Danza del ITI (International Theatre Institute) fundó el Día Internacional de la Danza que se celebra todos los años el 29 de abril, aniversario del nacimiento de Jean-Georges Noverre (1727-1810), el creador del ballet moderno. 

La intención del Mensaje del Día Internacional de la Danza es celebrar la danza, para deleitarse con la universalidad de esta forma de arte, para cruzar todas las barreras políticas, culturales y étnicas y unir a la gente con un lenguaje común - la Danza. 

Cada año, un mensaje de un coreógrafo o bailarín sobresaliente se distribuye en todo el mundo. La personalidad es seleccionada por la entidad fundadora - el Comité Internacional de la Danza del ITI, que colabora con la Alianza Mundial de la Danza (WDA), un miembro cooperante del ITI.

Junto a la WDA y la ITI, y su Comité de Danza se celebra el Día Internacional de la Danza de la UNESCO en París. 




Lin Hwai-min, fundador y director artístico del Cloud Gate Dance Theatre de Taiwán, es el encargado este año de escribir el mensaje del Día Internacional de la Danza. 
Es el invitado junto con su compañía en la celebración hoy en el Grande Halle de la Villete en París, a partir de las 20.00h.
Tras la lectura del mensaje internacional de 2013 por Lin Hwai-min, habrá una proyección presentando extractos de obras suyas y la actuación de bailarines de su compañía con fragmentos de Moon Water, Cursivem y Pine smoke.

Mensaje del Día Internacional de la Danza 2013
Por Lin Hwai-min (Taiwan, 1947)
Traducción: Arantxa Azurmendi (Asociación de Profesionales de Danza de Guipúzcoa)

El Gran Prefacio del "Libro de las Canciones", una antología de poemas chinos que datan del siglo X al VII a.C., señala: 

"Las emociones se remueven y adoptan la forma de palabras.
Si las palabras no bastan, hablamos en suspiros.
Si los suspiros no bastan, las cantamos.
Si el canto no basta, inconscientemente
Bailan nuestras manos y marcan el compás nuestros pies". 

La danza es una poderosa expresión. Habla a la tierra y al cielo. Habla de nuestra alegría, nuestro miedo, nuestros deseos. La danza habla de lo intangible y, aún así, revela el estado de la mente de las personas, y de su temperamento y carácter. 

Como en muchas culturas del mundo, los nativos de Taiwan bailan en círculo. Sus antepasados creían que los demonios quedaban fuera de éste. Con las manos entrelazadas, se transmiten calor mutuamente y se mueven en una pulsión común. La danza reúne a la gente.

Y la danza se produce en el filo de la inexistencia. Los movimientos desaparecen en cuanto se producen. La danza sólo existe en el instante. Es única. Es una metáfora de la vida misma. 

En esta era digital, las imágenes de los movimientos adoptan millones de formas. Son fascinantes. Pero nunca podrán reemplazar a la danza porque las imágenes no respiran. La danza es una celebración de la vida. 

Vamos, apaga la televisión, desconecta el ordenador y ven a bailar. Exprésate a través de este instrumento elevado y divino que es nuestro cuerpo. Ven a bailar y reúnete con otros en una pulsante oleada. Atrapa ese precioso y pasajero instante. Ven a celebrar la vida por medio de la danza. 




Fragmento de "Moon Water"